LA VUELTA AL COLE

schulranzen_2013-02-28-13-39-32

niños en clase

A punto de entrar en la recta final del verano, llega el momento de empezar a nombrar un gran acontecimiento que tendrá lugar en breve: la vuelta al cole. Seguramente los adultos hayamos ya empezado a trabajar a estas alturas del verano pero nuestros hijos e hijas llevan inmersos en una rutina de vacaciones dos meses y medio por lo que la aclimatación a horario y responsabilidades escolares hay que empezar a hacerla poco a poco. Uno de los momentos que disipan por unos segundos la que se les avecina es la compra de materiales. A la mayoría de los niños les hace ilusión acudir a una librería para comprar todos los artículos que serán sus compañeros de batalla hasta junio del año que viene. Y es dentro del recinto donde empiezan las discusiones. Seguramente los padres habrán esperado hasta primeros de septiembre para comprar el material escolar porque la vuelta al cole no es barata. Los diálogos más comunes suelen ser:

Padres: esto ya tienes en casa

Niño/a: no, se me rompió el año pasado y también necesito la flauta, el estuche más caro y la caja de colores más grande porque todos llevan la de 36.

bolígrafos

¡Ojo!, porque las probabilidades de salir con más artículos de la cuenta son altas por eso desde Kamira queremos ofreceros unos consejos para que tanto padres como hijos disfrutéis de este evento sin arruinaros.

  • La vuelta al cole empieza en casa. Es hora de sacar todos los materiales del año pasado, volcarlos en una mesa y ver qué es lo que sirve y lo que no. Incluso lo que se puede aprovechar de hermanos mayores. La ilusión por comprarlo todo nuevo apenas dura el momento de pagar y el primer día de clase pero no garantiza el éxito escolar.
  • En esta actividad familiar en torno a la mesa llena de gomas, lápices, colores…, es hora de fomentar en nuestros hijos el consumo responsable, haciéndoles entender la importancia del ahorro familiar. Hay que implicar a los niños en todas las tareas y decisiones en las que ellos tengan que ver y que son parte de su responsabilidad.
  • Tener una lista, si es una facilitada por el centro escolar mejor, es imprescindible para no comprar artículos inútiles.
  • Las marcas no son ni buenas ni malas, son más caras. Invertir en una mochila que valga más pero que dé garantía de mayor seguridad y reforzamiento y sea de marca es una apuesta y probablemente te evite tener que comprar una nueva al año siguiente. Pagar más porque lleva el dibujo de moda en su fachada es una discusión que tienes que tener con tu hijo y ojalá salgas vencedora.
  • Los cuadernos que solo han sido utilizados hasta la mitad el curso pasado, sirven; al igual que los lápices, colores y estuches seminuevos.
  • En cuanto a los libros, la guerra ya no es en casa. Si los colegios se empeñan en cambiar de libros cada año serás tú junto con la comunidad del resto de padres los que tendréis que protestar en el centro.
  • Por último, no todas las tiendas tienen los mismos precios ni en material ni en libros y tampoco es necesario adquirir todo en el mismo establecimiento. ¡Ojo! con las ofertas engañosas, no siempre son sinónimo de que te vas a ahorrar unos euros.

Schulranzen_2013-02-28-13-39-32

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR