Tendencias: Niños y niñas que ven a los adultos jugar en un vídeo

bebe 2

CP-niños-miran-pantalla

A los padres y madres que nacimos sin móvil nos cuesta entender que nuestros hijos puedan estar sentados horas, incluso días si les dejáramos, delante de una pantalla. No entendemos cómo es posible que prefieran ese inmovilismo a estar jugando o salir a la calle. Pero esto es así, son nativos digitales y para ellos es un modo más de entretenimiento. Muchas veces, el principal.

La nueva tendencia va más allá, niños y niñas viendo como otras personas, normalmente adultas, juegan. Los ‘gameplays’ son vídeos en los que youtubers juegan a videojuegos mientras los comentan y reciben millones de visitas. Normalmente el público de estos youtubers son menores cercanos a la adolescencia y en su mayoría de género masculino.

bebe

Pero la imaginación de estos pioneros desarrolladores de nuevas fórmulas de contenido audiovisual va más allá. Si incomprensible nos resulta que los niños estén mirando cómo otros juegan a un videojuego, más ridículo suena aún, en un principio, que una adulta se ponga a jugar con muñecas. De este último formato dos son las sagas principales de las que, sobre todo, las niñas de nuestro país a partir de los 3 años son consumidoras: Las aventuras del bebé y el Diario de Lucía. Alguno de los capítulos de estas dos series llega a alcanzar 127.544.713 de visitas.

¿Pero de qué van estos vídeos?

La puesta en escena es sencilla. Una chica/mujer de la que solo se ven las manos, maneja a unos muñecos e interactúa con ellos poniéndoles voces. El plano es fijo y solo uno, pero eso no es limitación para que a los protagonistas les pase de todo: se ponen enfermos, se bañan, van a la escuela, comen papillas, juegan en el parque, van a la playa, van de compras… Teniendo en cuenta que las autoras/directoras de esta serie graban una media de tres videos a la semana, las tramas se van complicando y ya hay capítulos en los que los muñecos tienen pareja, se han quedado embarazadas, van al ginecólogo, y acaban teniendo un bebé. Vamos, la vida real en versión muñecos.

Puede que la idea original de este tipo de vídeos fuera que se disparara la demanda de los juguetes que aparecen, pues los protagonistas tienen todo tipo de complementos con los que se interrelacionan, pero el éxito ha sobre pasado la primera intención y las niñas, cuando van a jugar con sus propias cosas, se apañan con lo que tienen sin necesidad de pedir un nuevo juguete cada vez que ven un nuevo capítulo.

bebe 2

Cuando le preguntamos a unas niñas de 5 y 8 años si prefieren ver estos vídeos en Youtube o jugar con sus muñecas, la respuesta es tranquilizadora: las dos cosas. Los vídeos no solo les resultan divertidos sino que disfrutan viendo el espectáculo de cómo unas muñecas parecidas a las suyas cobran vida cuando la chica que está detrás manejándolas mueve sus manos y sus piernas y les pone voces. Es como si la Barbie o el Nenuco tuvieran su propio reality show.

Luego, cuando las menores se ponen a jugar con sus propios juguetes, imitan estos vídeos por lo que sus muñecos comen papilla imaginaria pero cuidadosamente elaborada, y también visitan al médico, van a la escuela y hacen un montón de actividades.

Sin duda, la fórmula, por muy inverosímil que nos resulte a los adultos, funciona porque no solo entretiene sino que fomenta la imaginación de las pequeñas cuando juegan.

En Estados Unidos, dos de los creadores de un canal que solo emite este tipo de contenido, se han tomado muy en serio la labor pedagógica de su trabajo y ya que su público está muy atento a todo lo que los muñecos dicen, aprovechan para mandar mensajes que ayuden a los padres y madres con la educación de sus hijos e hijas: “ya sabes que si no has hecho los deberes no puedes vernos”. “Hay que ayudar a los padres con las tareas de la casa”. “¿Has merendado ya?, pues si no es así hazlo y luego te vemos”.

Sin duda es un buen método que sirve de refuerzo a todo aquello en lo que insistimos los padres a veces sin mucho éxito.

Así que desde Kamira queremos sugerir a las autoras/directoras de Las aventuras del bebé y el Diario de Lucía a que les den consejos a las niñas y niños sobre buenas conductas. Seguro que no caen en saco roto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR